Rajoy tambalea con Cataluña

El presidente del gobierno español parece querer tener mayor atención a los asuntos internacionales, que los que realmente aquejan dentro de sus territorio de competencia, se ha visto que de manera agresiva, ha manifestado su obvia posición de no colaborar con la autonomía de Cataluña, donde se ven rotas las posibilidades de establecer un dialogo efectivo entre las dos partes.

Cataluña, atraviesa por una situación tormentosa políticamente, que obviamente afecta diversas áreas. Su ansiada independencia, ha puesto a todo el territorio español, en una avanzada enfermedad democrática. Que se augura mantener durante muchos años, es preocupante que esta situación no se resuelva en los mejores términos. Abundan las amenazas e intransigencias de ambas partes, lo que hace que toda la sociedad de Cataluña, experimente una falta de seriedad por parte de los líderes políticos para tratar los asuntos importantes que nos aquejan, como que voltear la cara, e ignorar que la democracia se ha quebrantado.

Es preciso que a Rajoy, no se le olvide que es su deber resolver los conflictos, que debe estar abierto al dialogo en cualquiera de los ámbitos, para ello está en sus posición, los problemas se resuelven enfrentando, o es que acaso se teme tambalear en medio de la sesiones de diálogos entre España y Cataluña. Pero mientras estos conflictos se van apoderando de los escenarios políticos cada vez se agudizan los problemas de la sociedad española, aun vista como una misma comunidad de españoles.

Cuanto quisiera que llegase un mágico cerrajero alella, que guardara en una caja similar a la de pandora, los demonios que atentan contra la unión de un pueblo que alguna vez fue uno solo, una sociedad que se sentían entre hermanos, que este cerrajero poblesec, deseche la llave que abra esa caja, para que jamás deje salir el deseo de división, que quebranta la moral, la cultura, las costumbres y el sentir de los españoles, que haga sobrevenir el sentimiento de los catalanes con el resto de España. Que los problemas que golpean nuestra comunidad sean resueltos entre el pueblo unido, que no seamos nosotros mismos los que aplicamos la violencia encontrar de nuestros tesoros.

Llamar al caos, no es la solución, jamás lo ha sido. Antes de llegar a una rebelión, se puede llegar a muchos acuerdos, pero si ambas parten llegan a ceder en lo posible. La llamada por `parte de los catalanes a un referéndum llamado ilegal por el gobierno de España, puede desatar una situación delicada, ya que sería un claro llamado a que la población adopte una posición que va en contra de las leyes. La presencia de los líderes catalanes en la conferencia de los presidentes autonómicos, no hace más que aumentar el roce entre las partes en conflictos.

No nos queda más que mirar desde afuera, quien ejerce mayor presión y quien termina en ceder ante los requerimientos de autonomía o unión de los pueblos. Quizás lleguen a surgir otros movimientos políticas en resultado de la necesidad de asumir una democracia más estable y sólida para las comunidades en conflictos actuales.

error: Content is protected !!